Los viajes, los modos y los medios de transporte en Cien años de soledad

Desde la fundación de Macondo hasta la llegada del tren

Por: Guillermo Camacho-Cabrera

Un homenaje de Culturavial.net a Gabriel García Márquez (6 de marzo de 1927-17 de abril de 2014). Premio Nobel de literatura (1982). Con base en la edición conmemorativa de Cien años de soledad de la Real Academia Española y la Asociación de Academias de la Lengua Española (2007).

Material periodístico.

 

Edición conmemorativa de Cien años de soledad.

Edición conmemorativa de Cien años de soledad.

Gabriel García Márquez, siguiendo la intuición de los centros fundacionales, edifica Macondo a orillas de un río, donde el agua es la que estructura el territorio y da vida a la población con su recurso:

Macondo era entonces una aldea de veinte casas de barro y cañabrava construidas a la orilla de un río de aguas diáfanas que se precipitaban por un lecho de piedras pulidas, blancas y enormes como huevos prehistóricos. El mundo era tan reciente, que muchas cosas carecían de nombre, y para mencionarlas había que señalarlas con el dedo. (p. 9).

El primer modo de transporte que se evidencia en Cien años de soledad es el modo a pie, cuando los gitanos llegan a Macondo para dar a conocer sus inventos:

Fue de casa en casa arrastrando dos lingotes metálicos, y todo el mundo se espantó al ver que los calderos, las pailas, las tenazas y los anafes se caían de su sitio, y las maderas crujían por la desesperación de los clavos y los tornillos tratando de desenclavarse, y aun los objetos perdidos desde hacía mucho tiempo aparecían por donde más se les había buscado, y se arrastraban en desbandada turbulenta detrás de los fierros mágicos de Melquiades. (p. 9-10).

El sueño de las personas, de superar las distancias, prediciendo la incomodidad de los viajes, se muestra en las palabras de Melquiades Continue reading Los viajes, los modos y los medios de transporte en Cien años de soledad