La importancia del peatón es histórica y también atiende a su vulnerabilidad

Espacios generosos y seguros para los peatones en la Av. Cra. 68 con Calle 53 en Bogotá (Foto: Guillermo Camacho Cabrera)

Por: Guillermo Camacho Cabrera

Practicar una cultura vial para la vida significa llenar de valores nuestros desplazamientos por ciudades, campos, carreteras, calles y vías.

Estos valores están representados en acciones como ceder el paso, respetar y acatar las señales de tránsito, ver al otro en la cotidianidad de la movilidad, cuidar las infraestructuras del sistema de transporte y, lo más importante, proteger la vida propia y la de los demás.

Hoy por hoy la persona más importante que se mueve por las vías es el peatón. Y paradójicamente es la menos visible. Porque en las vías tiene más peso el vehículo a motor por su fuerza, ruido, tamaño y capacidad.

Muchas veces la infraestructura está hecha pensando en los vehículos a motor. Grandes espacios para ellos y estrechos para los peatones. Las aceras son angostas y las vías anchas se extienden entre estas para dar paso a los carros y a las motocicletas.

En nuestras ciudades de América Latina, principalmente, pero también en la Europa desde los tiempos de la Colonia, las calles empedradas permitían el paso a los carruajes y a los caballeros sobre sus caballos. La envergadura y alzada de los caballos les hacía necesitar más espacio que los peatones para desplazarse. Su fuerza superaba la de una persona y su velocidad era mayor que la de quienes viajaban a pie. Continue reading La importancia del peatón es histórica y también atiende a su vulnerabilidad

La cotidianidad de un lunes festivo

CalendarioAmo los lunes festivos. Primero, porque prolongan el descanso del fin de semana. Segundo, porque la movilidad en las ciudades y en los municipios es diferente a la de un día típico de entre semana. Tercero, porque los ritmos de vida de las personas también cambian. Cuarto, porque los lunes festivos son sencillamente fantásticos, excepto porque al caer el día son el preámbulo del martes laboral.

En un lunes festivo la gente que normalmente sale a trabajar está descansando, caminando, paseando, haciendo cosas que cotidianamente no hace. Y ello cambia también los patrones de movilidad. Tanto de la gente como de las ciudades. No hay estudiantes. Y trabajan únicamente quienes deben cumplir con turnos o tienen trabajos profundamente esenciales como la policía, los operarios de fábricas que no paran, el personal de vigilancia privada y los proveedores de productos y servicios relacionados con los sectores de recreación, transporte, comidas, salud y servicios públicos. Continue reading La cotidianidad de un lunes festivo

Hay ciudades tristes los días lunes en la mañana

img_20161116_093607936.jpg

Foto: Guillermo Camacho Cabrera

Hay ciudades tristes los días lunes en la mañana, con lluvia y congestión. Hay otras más alegres, con sol y movimiento.

La tristeza de las ciudades debería depender más de la posibilidad de cuidar la vida de todos que del clima o del genio de sus gentes. Continue reading Hay ciudades tristes los días lunes en la mañana

Envueltos en sus confortables cabinas

zona escolar

Zona 30 (Foto: Guillermo Camacho Cabrera)

Envueltos en sus confortables cabinas, van con un pie en el acelerador y otro en el embrague, si hay caso, listo para pasar al pedal del freno. Para reaccionar en caso de emergencia, así la física diga lo contrario y sea demasiado tarde.

Son típicos. Imprudentes y temerarios. Pasan a más de 50 Km/h por las zonas de 30 km/h, asemejando a analfabetas que no saben leer la señalización. No les interesa nada más que su propio bienestar. Sin importar el otro, sin mirar al otro, sin compadecerse por el otro. Continue reading Envueltos en sus confortables cabinas