GRACIAS A LA VÍA

Violeta Parra (Imagen tomada de: http://www.chile-excepcion.com)

Por: Byron O. Naranjo Gamboa
29/11/2021
Desde Ambato – Ecuador

Si la gratitud fuese una constante en las personas, no cabe duda que tendríamos más voluntad para desterrar la desesperanza y el pesimismo de nuestras vidas y de nuestras vías.

Más que una semejanza visual, el tema que hoy nos convoca, deviene de la sensibilidad artística que nos legó Violeta Parra, que en noviembre de 1966 sacó a luz su tema Gracias a la vida, calificado por la misma artista como una de sus canciones más “maduras”, “lindas” y “enteras”.

La particularidad del hecho no radica únicamente en que en este noviembre conmemoramos 55 años de presencia de aquella canción tan sonada y tan sentida, sino en que como personas deberíamos ser agradecidos con aquellas circunstancias que forman parte de nuestro día a día y que, por ser rutinarias, no las valoramos adecuadamente.

De los estudios más trascendentales que se han hecho de la canción creada por la artista chilena, tomamos una parte del análisis realizado por Andrea Imaginario que revela la condición humana ante lo tradicionalmente relegado “…Aquellas cosas que la autora repasa como el sumario de sus tesoros, son aquellas que pasan inadvertidas por nuestro pensamiento o nuestra cultura. Lo que la vida le ha dado, se lo ha dado desde el principio: ojos, oídos, sonidos y palabras, pies (la marcha, el camino), el corazón, la risa y el llanto, estos dos últimos «material» de su canto.”

Continue reading GRACIAS A LA VÍA

Una ecuación ecuánime

Ejercicio de introspección aplicable desde la cultura vial (Imagen: Byron O. Naranjo Gamboa)

Por: Byron O. Naranjo Gamboa
23/10/2021
Desde Ambato – Ecuador

No es obra del azar que las acepciones cultura vial y calidad de vida tengan las mismas letras iniciales: CV. Es una coincidencia que se la debe inclinar hacia su lado más decente para que prevalezcan el respeto y la consideración entre los usuarios de las vías; de lo contrario, esas mismas iniciales pueden llevarnos a conceptos tétricos como: calles violentas, competencia voraz, corrupción vertiginosa, carencia de valores, entre otros, que solamente contribuirían con hostilidad a los espacios donde transita la vida.

A sabiendas de que las culturas son el compendio de las prácticas sociales, proponemos un ejercicio de introspección para que cada actor vial procure un proceder equitativo entre sus aspiraciones, los intereses de los otros usuarios de las vías y los espacios públicos.

Continue reading Una ecuación ecuánime

La RSI y los actores viales

Imagen de Gerd Altmann en Pixabay

Por: Byron O. Naranjo Gamboa
19/09/2021
Desde Ambato – Ecuador

En las dos décadas finales del siglo XX tomó fuerza un concepto creado para identificar los compromisos que una empresa tiene o asume frente a la sociedad.  Aquel concepto pende de tres palabras y establece los andariveles a los que deben sujetarse las organizaciones para ser consecuentes y recíprocas con el medio en el que se desenvuelven.

Nos referimos a la Responsabilidad Social Empresarial (RSE), tema que ha suscitado amplios debates y que cada vez se fortalece más, debido a las connotaciones que alcanza y a los enfoques desde donde se pueden analizarla. No obstante, la amplia interpretación que se puede hacer de la RSE, hay que evitar confundirla con la filantropía que en muchos casos se adopta para merecer la indulgencia de sus congéneres.

No hay duda que la RSE tiene un pedigrí respetable y sus objetivos aparentan ser saludables, pero para llegar a tal compromiso empresarial o corporativo hay que pasar por el ineludible umbral de las singularidades, para lo que nos adentraremos en el marco de la Responsabilidad Social Individual (RSI), abordándolo desde una prospectiva de los actores de la cultura vial.

Continue reading La RSI y los actores viales

Cartografiar las calles

Foto: Kaique Rocha en Pexels.com

Por: Byron O. Naranjo Gamboa
04/09/2021
Desde Ambato – Ecuador

Una cualidad que debe caracterizar a los usuarios de la vía pública es la habilidad para leer, característica que no insinúa la relación intensa entre las personas y los libros, sino que hace referencia a la concentración y sensatez que se debe procurar cuando se comparte la calle.

En los cursos de comunicación y periodismo, surgidos a partir de la divulgación de los trabajos académicos del polaco Ryszard Kapuściński, se acuñó la frase “Los cínicos no sirven para este oficio”, en alusión a uno de sus libros en el que hace énfasis que, para ser periodista, ante todo, debe ser buena persona.

Las afirmaciones de Kapuściński bien valen tomarlas como insumos para insertarlas en el ámbito de la cultura vial, porque la mayoría de contratiempos que ocurren en las vías son engendros de la desfachatez con la que proceden quienes creen que son los únicos que pueden beneficiarse de los espacios públicos, sin considerar la situación de los demás.

No se trata de poblar con ángeles y querubines las calles y avenidas, bastan las actitudes de respeto y consideración entre usuarios; es necesaria la atención que se ponga para movilizarse como peatón, comerciante, vigilante o conductor, porque muchas veces padecemos de ubicuidad y olvidamos en dónde estamos y con quienes nos relacionamos ese momento.

Continue reading Cartografiar las calles