Intolerancia en las vías

Foto de María Orlova en Pexels

Intolerancia es la poca o nula comunión con comportamientos, costumbres, tradiciones, prácticas, culturas y creencias diferentes a las propias. Esta influye en las tensiones que provocan las interacciones en el espacio público, las vías o las calles de ciudades, carreteras y centros poblados.

Un espacio vial creado para el carro y sus conductores, ocupado tradicionalmente en nuestras ciudades de América Latina por estos, hoy es usado con fuerza también por otros ciudadanos. Esto, debido a las políticas públicas de movilidad que implementan países y ciudades, a las legislaciones que le dan prioridad al transporte sostenible y al auge que toman modos diferentes a los motorizados.

Peatones, ciclistas y motociclistas, entre otros, por no hablar del transporte público, se pelean literalmente en algunas ciudades del mundo por el poco espacio público y vial existente.

Continue reading Intolerancia en las vías

El virus de la impaciencia

Imagen: Imagen de Marta Cuesta en Pixabay

Cultivar el arte de la paciencia es importante y necesario. Ser pacientes es controlar el enojo y el afán. Entrar en comunión con el tiempo. Especialmente en la calle y en la vía, dónde interactuamos con otros.

Para el enojo, hay técnicas que nos hacen menos irascibles al comportamiento propio, de los demás y del entorno. Para el afán, también las hay que ayudan a administrar el tiempo.

Tanto conductores como transeúntes pueden llegar a niveles de impaciencia insospechados por los demás. La contribución de la impaciencia con la siniestralidad vial es alta porque hace que los comportamientos sean imprevisibles.

Continue reading El virus de la impaciencia

Cultura vial y el usufructo de la ciudad

Desde Ambato, Ecuador, recibimos la colaboración de Byron Naranjo, participante certificado en el curso virtual ‘Construyamos seguridad vial y cultura vial desde el colegio’.

Por: Byron O. Naranjo Gamboa
13/10/2020
Ambato – Ecuador

En el umbral de este milenio, del que ya vamos consumiendo dos décadas, salió a la luz la Carta Mundial por el Derecho a la Ciudad, ambiciosa iniciativa patrocinada por el Programa de Naciones Unidas para los Asentamientos Humanos ONU- Hábitat, en la que se pregonaba la idea de que es posible tener un mundo mejor.

En el preámbulo de la carta se señala como una de las motivaciones, para su puesta en escena, el hecho que “las ciudades están lejos de ofrecer condiciones y oportunidades equitativas a sus habitantes. La población urbana, en su mayoría, está privada o limitada -en virtud de sus características económicas, sociales, culturales, étnicas, de género y edad- para satisfacer sus más elementales necesidades y derechos. Contribuyen a ello las políticas públicas, que al desconocer los aportes de los procesos de poblamiento popular a la construcción de ciudad y de ciudadanía, violentan la vida urbana.”

Continue reading Cultura vial y el usufructo de la ciudad