¡Taxi! ¡Taxi!

TAXI

Fotografía: Guillermo Camacho Cabrera

La historia del taxi se partirá en dos en Bogotá, con la modernización del servicio preparada por la administración distrital.

El alcalde Enrique Peñalosa (2016-2020), ha hecho énfasis desde el incio de su administración en 2016, en la necesidad de mejorar la calidad del servicio de taxi en la ciudad.

Este servicio pasó por una gran crisis debido a varios factores que lo hicieron poco sostenible. El más relevante, la actitud de gran parte de los taxistas frente al usuario. Ello abrió la puerta de entrada a servicios ilegales, pero de gran recibimiento por parte de los pasajeros de taxi, cono Uber y Cabify, entre otros, que revolucionaron la atención al usuario en Bogotá.

La legislación colombiana, sin embargo, es clara frente a quiénes pueden prestar este servicio público. Únicamente las empresas de transporte individual legalmente habilitadas.

Uber y Cabify no han querido habilitarse como empresas legales de transporte en Colombia.

La aparición de estas aplicaciones de telefonía inteligente y la clara diferencia en el trato hacia los usuarios hicieron que muchos de los habitantes de Bogotá dejaran a un lado el legal servicio de taxi para aprovechar las bondades en el trato de los servicios ilegales.

La sostenibilidad social del taxi se vino abajo, llevándose de paso por delante la sostenibilidad económica, hasta ponerla en un punto muy difícil para las empresas, los propietarios y los taxistas.

Entre tanto, los operativos de las autoridades en contra del transporte ilegal en Bogotá no se hicieron esperar. De acuerdo con cifras de la Secretaría Distrital de Movilidad entre 2016 y 2017 se realizaron 4.696 operativos en contra de este tipo de transporte, que llevaron a inmovilizar 13.417 vehículos y a suspender 1.065 licencias de conducción.

Para el taxi en Bogotá, la modernización del servicio es una oportunidad histórica de cambio que reivindica a los taxistas con los usuarios y les permite mejorar la calidad de la atención reduciendo los conflictos por el cobro de la tarifa.

Con el Taxi Inteligente, los pasajeros y los conductores conocerán el precio de la carrera al inicio de la misma y este no cambiará. Los datos de los conductores estarán en una gran base de datos y serán conocidos por los usuarios. Estos, adicionalmente, podrán calificar la calidad del servicio y la atención recibidas por parte del taxista.

Más de la mitad de los taxistas de la ciudad, a partir de la oferta de aplicaciones de transporte como Waze y Maps de Google, ya usan teléfonos inteligentes, tabletas y el sistema de posicionamiento global en sus vehículos para conocer el estado del tránsito y usar las rutas más rápidas y menos congestionadas, aumentando la eficiencia del servicio y la satisfacción del usuario.

Esta, que hoy es una ventaja competitiva frente a los taxistas que no usan la tecnología para la prestación del servicio, adicionada a la habilitación legal del servicio de taxi, hará que la competitividad y la sostenibilidad del taxi en Bogotá sean renovadas con la totalidad de los taxis incluidos en la modernización.

El 28 de marzo de 2018 la ciudad dará el primer paso para contar con un servicio de taxi moderno e inteligente cuya sostenibilidad económica, social y ambiental dependerá en gran parte de la actitud de los taxistas, los propietarios y las empresas, de cara a los usuarios y al cumplimiento de la normatividad vigente.

Es una oportunidad de oro que no hay que desaprovechar. Y para ello el apoyo de la ciudadanía también es importante, usando el servicio de taxi de la ciudad.

cologuille

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s