Accidentes en bicicleta

Persiste la costumbre de llevar a los niños al colegio en bicicleta.

Persiste la costumbre de llevar a los niños al colegio en bicicleta (Fotografía: Guillermo Camacho-Cabrera).

En algunas localidades de Bogotá, en muchos municipios de Colombia y en varios de los países de nuestra América Latina persiste la costumbre riesgosa en padres y madres de familia de llevar a sus hijos al colegio en bicicleta.

La práctica, aparentemente inofensiva, ha sido propiciadora de accidentes de tránsito que se quedan sin registro y cuyas consecuencias son, principalmente, afectaciones en los pies de los niños y niñas que son transportados, cuando no atropellamientos y golpes por caída desde altura.

Han de saber padres y madres que uno de los factores de riesgo de la siniestralidad vial es la exposición. Entre más expuesta esté una persona al tráfico, mayor probabilidad hay de que tenga un accidente.

Las bicicletas, vehículos de dos ruedas, son menos maniobrables cuando se transporta a una persona adicional, especialmente si esta se apoya en el manubrio. Exponer a un niño o niña al tránsito vehicular, con una bicicleta donde el conductor pierde maniobrabilidad es un acto irresponsable.

Gran parte de los accidentes de tránsito en bicicleta que transportan niños se deben a la poca maniobrabilidad del vehículo que propicia caídas de los ocupantes con una consecuencia previsible: generalmente uno de los pies del niño o niña queda enredado entre los radios de la bicicleta o entre estos y el tenedor de la rueda, aún con la bicicleta en movimiento.

Esto genera luxaciones, laceraciones en piel, fracturas en miembros inferiores, además de hematomas en otras partes del cuerpo a causa de la caída.

Padres y madres de familia eligen este medio de transporte por su propia comodidad, la cual es relativa. La recomendación es hacer las cosas con más tiempo y caminar hasta el colegio, si no hay manera de tomar un transporte público por sus costos o accesibilidad, y no exponer a niños y niñas a accidentes y siniestros que son evitables.

Ya lo dice el Código de la Infancia y Adolescencia de Colombia en su Artículo 18, “DERECHO A LA INTEGRIDAD PERSONAL: Los niños, las niñas y los adolescentes tienen derecho a ser protegidos contra todas las acciones o conductas que causen muerte, daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico”.

La propuesta es construir cultura vial para la vida.

cologuille

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s