Infraestructura, transporte y seguridad vial en los programas de gobierno de Rodolfo Hernández y Gustavo Petro, candidatos a la presidencia de Colombia 2022-2026

Tarjeta electoral para la segunda vuelta en la elección presidencial en Colombia 2022-2026

Por: Guillermo Camacho Cabrera
Periodista, MSc

De acuerdo con el Departamento Nacional de Planeación (DNP) de Colombia y con el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD):

“El programa de gobierno es el elemento de base que acerca y compromete a candidatos y electores. Las elecciones, más allá de ser una competencia individual, confrontan propuestas y plataformas programáticas, y al momento de votar, la ciudadanía elige el programa que mejor recoge sus necesidades. El programa de gobierno seleccionado se debe plasmar en el plan de desarrollo de la entidad territorial y es la base de la planeación local y de la gestión que llevará a cabo el gobernante”.

DNP-PNUD, 2015. Orientaciones para la construcción de planes de gobierno. Guía para candidatas, candidatos y ciudadanía. Elecciones de Autoridades Locales 2015. Bogotá D.C.

La relevancia del programa de gobierno en el marco de un proceso electoral es vital porque refleja el pensamiento del candidato o la candidata a la presidencia del país, la forma como aborda los temas y la importancia de estos en su futura gestión como gobernante.

También es un derrotero para los electores, pues muestra el camino que recorrerá quien gobierne en el conjunto de temas, diagnósticos y problemas que ha de enfrentar como presidente o presidenta.

Se presenta enseguida una reseña referente a los temas de infraestructura, transporte y seguridad vial en los programas de gobierno de los candidatos en segunda vuelta a la presidencia de Colombia para el periodo 2022-2026, Rodolfo Hernández y Gustavo Petro. El orden de presentación de los candidatos está de acuerdo con el orden de aparición en el tarjetón electoral.

Rodolfo Hernández – Liga de Gobernantes Anticorrupción

El programa de gobierno del candidato Rodolfo Hernández tiene una plataforma programática basada en tres principios: no robar, no mentir, no traicionar, con el lema ‘La Hora de Colombia. Donde nadie roba, la plata alcanza’.

Los temas de infraestructura y transporte aparecen asociados con el capítulo 2. ‘Una Colombia a la altura del siglo 21: nuestro camino para alcanzar el desarrollo económico y social del país’, en las páginas 36 y 37, bajo el título ‘Infraestructura y transporte’. Y en el capítulo 5. ‘Una visión capital del territorio’ donde hace referencia a los ‘Sistemas de transporte masivo’, en el literal a) de las páginas 67 y 68.

En el título de ‘Infraestructura y transporte’ inicialmente presenta un diagnóstico citando fuentes de prensa como el portal Razón Pública y el periódico Portafolio. Su programa plantea 6 objetivos:

  • Fortalecer los programas de corredores estratégicos nacionales, de corredores regionales para mejorar el acceso de las principales ciudades y puertos, y avanzar en la recuperación de la red terciaria.
  • Consolidar un sistema de gobierno corporativo en entidades del sector como la Agencia Nacional de Infraestructura, ANI, y el Instituto Nacional de Vías, Invías.
  • Diseñar un proceso de seguimiento a la contratación que garantice la transparencia en los procesos públicos de competencia, en concordancia con la aplicación estricta de estándares internacionales.
  • Impulsar el movimiento de mercancías a través del transporte férreo, fluvial e intermodal, con el fin de garantizar una cadena de suministros eficiente y mejorar la productividad y la competitividad.
  • Implementar un modelo de compra por obra hecha o tramo terminado, en la que contratistas pequeños puedan participar en la ejecución de grandes proyectos mediante una construcción progresiva y por secciones, de acuerdo con su capacidad financiera.

En este punto agrega:

Si el Estado usa el dinero que tiene ‘a la vista’ en el Banco de la República, podría apalancar a los contratistas pequeños (emprendedores talentosos que inician su carrera empresarial) con una financiación directa y tasas competitivas a través del Banco Agrario. La pignoración del contrato con la banca oficial es una alternativa de respaldo.

(Página 37)

  • Construir 14 mil kilómetros de vías terciarias con calidad, con mano de obra local y en referencia de ejemplos internacionales como el “Camino a Santa Ana”, en México.

De acuerdo con el programa de gobierno, en materia de movilidad nacional trabajará por:

  • Recuperar la navegabilidad del río Magdalena para disminuir los costos de transporte de carga.
  • Impulsar el mejoramiento de la infraestructura fluvial y portuaria para aumentar los volúmenes de carga transportada y reducir los costos.
  • Ejecutar un plan de infraestructura para transporte intermodal que reduzca en un 20 % los costos logísticos.
  • Habilitar las vías férreas existentes adecuándolas a trocha ancha para trenes eléctricos con pendientes máximas del 3 %, con financiación extranjera ofreciendo a los inversores un pago por usuario en el transporte de pasajeros y por tonelada en carga. El faltante será asumido por el Estado.
  • Revisar los precios de costos directos e indirectos abusivos de las vías construidas por concesión. Al revisar los precios hasta llegar a los justos deberá reducirse el valor de los peajes en el país.
  • Garantizar el mantenimiento de las obras que ya son de la Nación (concesiones entregadas).
  • Establecer subsidios por pasajero a aerolíneas privadas para que operen más regularmente las rutas de zonas apartadas.
  • Promover y estimular la financiación y ejecución de las obras del programa 5G y garantizar la continuidad y culminación de las 4G.
  • Prestar la atención debida a las acciones de las corporaciones ambientales en el marco de las obras para evitar presiones incorrectas que signifiquen corrupción.
  • Aplicar un esquema de valorización con equidad en el desarrollo de las vías nuevas. Aquellos propietarios cuya tierra se valoriza por la construcción de una nueva vía deben ayudar a costearla. Como efecto, progresivamente el valor del peaje se reducirá.
  • Implementar peajes electrónicos para beneficio de la movilidad y el mantenimiento de las vías evitando desaceleraciones y paradas innecesarias por parte del transporte de carga.
  • Crear un marco claro y transparente para fijar el precio de los combustibles, quitando gradualmente la carga impositiva al tiempo que se generan tarifas justas para los actores de la cadena de transporte de carga.
  • Realizar una lucha frontal contra la extorsión y el crimen que afectan a los prestadores del servicio de transporte en el país.

El capítulo 5. ‘Una visón capital del territorio’ del programa de gobierno del candidato Rodolfo Hernández, consigna:

“Una ciudad capital debe tener solucionado el tema de la movilidad de forma sustentable, sostenible y adecuada a su contexto económico. Sus vías y medios de transportes (sic) deben acogerse a condiciones amigables con el medio ambiente, por eso es necesario renovar el parque automotor, con la tendencia a llegar a un 100 % de vehículos eléctricos. La movilidad de las ciudades debe responder a las demandas de las dinámicas rurales para abaratar costos y construir un mercado interno cada día más competitivo”.

(Página 67)

Para el tema de ‘Sistemas de transporte masivo’ presenta un diagnóstico con base en la Encuesta de Transporte Urbano de Pasajeros del Departamento Nacional de Estadística (DANE) y cita información de prensa publicada por la Revista Semana y por el Diario La República en su portal Asuntos Legales citando al experto en derecho público e infraestructura Camilo Forero.

En este tema, el programa de gobierno de Rodolfo Hernández fija 7 objetivos:

  • Establecer tarifas de transporte público que obedezcan a criterios técnicos y de eficiencia con la puesta en funcionamiento de la Comisión de Regulación de Transporte, teniendo en cuenta el poder adquisitivo de los ciudadanos.
  • Revisar el parque automotor de todo el transporte público para valorar la salida de aquellos que tengan más de 10 años brindando alternativas a los dueños, en especial a los pequeños propietarios, para su renovación.
  • Conectar las terminales de transporte intermunicipal con los sistemas de transporte urbano.
  • Entregarle a la Superintendencia de Puertos y Transporte herramientas efectivas frente a la informalidad.
  • Generar oportunidades de reconversión que desincentiven la oferta de servicios de mototaxismo. Priorizar este gremio con oportunidades laborales.
  • Apoyar la construcción de trenes subterráneos en las grandes ciudades y en ciudades intermedias el sistema de tranvía.
  • Desarrollar el servicio de plataforma con automóviles eléctricos que abaraten los costos del transporte.

Conozca el programa de gobierno de Rodolfo Hernández (24 Mb).

Gustavo Petro – Pacto Histórico

El programa de gobierno del candidato Gustavo Petro tiene una plataforma programática que inicia con la frase “Llegó la hora de cambiar” y afirma que Colombia será Potencia Mundial de la Vida mediante un Pacto Histórico que concrete un nuevo contrato social para el buen vivir y sabroso con las diversidades de la nación para entrar en una era de paz.

El programa se divide en tres grandes partes que exponen las transiciones que son necesarias para que Colombia sea una Potencia de la Vida: ‘El cambio es con las Mujeres’, ‘Economía para la vida’ y ‘Democracia Multicolor y Seguridad humana para la vida y la paz’.

Los enunciados del Programa del candidato Gustavo Petro se plantean usando la primera persona del plural en lugar del infinitivo o también en tercera persona del singular y del plural, por lo que se mantendrá dicho estilo en la presente reseña.

En la parte de ‘Economía para la vida’, en el numeral 1. ‘Colombia líder en la lucha contra el cambio climático’, subtema 1.1. ‘Ordenamiento territorial alrededor del agua’, el programa de Gustavo Petro habla del ‘Sistema Nacional Ambiental en defensa de la vida’ (página 14), con las siguientes acciones:

  • Tendremos autoridades ambientales que cumplan con su misión constitucional, blindadas contra intereses políticos y corruptos, verdaderamente autónomas y con una jurisdicción basada en las cuencas hidrográficas.
  • Se separan las funciones de gestión ambiental y de autoridad para garantizar el efectivo control, seguimiento y sanción.
  • Los estudios de impacto ambiental y de riesgos se asumirán directamente por parte de las autoridades correspondientes a costo del responsable del proyecto, para garantizar la objetiva aplicación del principio de precaución e imponer las medidas pertinentes para la protección de la naturaleza y la reducción de riesgos.
  • Las autoridades indígenas y de comunidades afrodescendientes actuarán como autoridad ambiental en sus territorios respectivos.
  • Se integrarán las institucionalidades ambientales, de gestión del riesgo de desastre y de gestión de cambio climático.

En el aparte ‘Ríos vivos y en su cauce’ asegura que:

  • Rehabilitaremos la navegabilidad y la infraestructura fluvial con el propósito de fortalecer la productividad nacional, la actividad turística y el desarrollo socioeconómico de las comunidades.

En el aparte ‘Una sociedad que asegura el bienestar de los animales’ (página 15) afirma que:

  • Enfrentaremos con firmeza el tráfico de fauna silvestre.

El subtema 1.3. ‘Hacia una sociedad movida por el sol, el viento y el agua’ (página 16), plantea que:

  • Garantizaremos el incremento de la eficiencia energética, mediante el impulso a la reconversión tecnológica y los sistemas de gestión de la energía en los procesos productivos e industriales y en los medios de transporte, con el fin de sustituir los combustibles de origen fósil. Reemplazaremos el parque automotor público e incentivaremos el uso de vehículos eléctricos y las estaciones de recarga.
  • Se creará un fondo para la transición energética con recursos de las regalías y aquellos provenientes de la eliminación de algunos beneficios tributarios al sector de los hidrocarburos, la minería de carbón y las hidroeléctricas.

En el subtema ‘Fuentes de energía para la vida’ (página 17) dice que:

  • Se avanzará en una transición progresiva de la matriz de movilidad terrestre (carga y pasajeros) y la industria, dependientes del diésel, hacia modos férreos y sistemas de producción con mayor eficiencia energética basados en energías limpias, todo lo cual se beneficiará de incentivos tributarios, disponibilidad de asistencia técnica para el mantenimiento y soporte de suministro de energía eléctrica e hidrógeno verde.

El numeral 2. del aparte ‘Economía para la vida’ titulado ‘De una economía extractivista hacia una economía productiva’, en el subtítulo 2.1. ‘La democratización del espacio: un lugar para la producción y reproducción de la vida’, numeral 2.1.2. Democratizar el espacio urbano para habitar ciudades más humanas’ (página 19), incluye lo siguiente:

  • Impulsaremos una política urbana nacional dirigida a combatir la segregación social y espacial; retomaremos los avances locales en la construcción de ciudades humanas, verdes, incluyentes y productivas y propenderemos para que los gobiernos locales mejoren su base fiscal, con base en instrumentos para la equidad frente a obligaciones urbanísticas y distribución de cargas y beneficios.
  • Los gobiernos urbanos deben mejorar su base fiscal, con base en de instrumentos de financiación enfocados a la equidad en materia de obligaciones urbanísticas y sistemas de distribución de cargas y beneficios. Se aplicarán los mecanismos jurídicos disponibles para intervenir en el mercado de la tierra urbana y mejorar las fuentes de financiación con base en la movilización de plusvalías. Activaremos un plan nacional de convergencia, en términos de calidad de vida, entre los centros urbanos más dinámicos y aquellos donde se concentra la pobreza y la integración regional se hará alrededor del agua, la dinamización del transporte multimodal para una economía productiva y el cambio de la matriz energética.

El subtítulo 2.4. ‘Pactos de productividad para una economía de la vida’ incluye el subtítulo 2.4.2. ‘Pacto por la industria’ (página 24) que afirma:

  • Iniciaremos un plan de transformación de la infraestructura nacional que aumente la competitividad de la industria colombiana a través del aprovechamiento de las necesidades del comercio mundial para la satisfacción de las necesidades nacionales y regionales, a partir de las ventajas derivadas de la privilegiada posición geopolítica de Colombia. Esto incluirá la construcción de una red ferroviaria eléctrica en el país sobre la base de las grandes troncales del comercio mundial que sean complementarias al canal de Panamá para posibilitar su financiación y sostenimiento, así como las del piedemonte llanero hasta el Caribe. Recuperaremos la navegabilidad sostenible de nuestros ríos.
  • Se aumentará la capacidad aeroportuaria de los terminales con mayor aumento del número de turistas internacionales en los próximos diez años, se revitalizará y ampliarán los servicios la empresa SATENA, para interconectar las diferentes zonas del país.
  • Se fomentará el desarrollo de plataformas logísticas especializadas (intermodales Férreo- Carretero-Fluvial) que mejoren los tiempos y procesos logísticos y disminuyan costos, para mejorar la competitividad del país.
  • En nuestro gobierno impulsaremos el desarrollo de los modos de transporte férreo y fluvial, se adoptará una normatividad y reglamentación ajustada a los estándares internacionales vigentes, se creará la institucionalidad necesaria para la planificación, operación, mantenimiento y sostenibilidad y se adoptarán instrumentos de financiación para apalancar inversiones en infraestructura y equipamientos de transporte de estos modos, así como para el mantenimiento y actualización de las existentes.
  • Construiremos nuevas vías terciarias y haremos mantenimiento a las ya existentes para el soporte de todo el sistema agroalimentario para el mercado interno y la promoción de exportaciones agropecuarias.
  • Rediseñaremos la logística del sistema agroalimentario con la construcción de centros de acopio, provisión de bienes públicos e incluso el capital y la infraestructura necesaria para el valor añadido a los productos agroalimentarios en asocio con cooperativas y asociaciones de productores; un sistema que permita racionalizar y planificar toda la cadena de producción de la vereda a la mesa y al puerto.
  • Se impulsarán en todo el país sistemas públicos de movilidad con energías limpias y tarifas al alcance de la gente. Promoveremos con los gobiernos distritales y municipales incentivos al uso de los medios más eficientes y de menores emisiones, en transporte público implementación de proyectos de metro, trenes interurbanos, trenes regionales, buses y taxis eléctricos, sistemas inteligentes de transporte, así como promoción y ampliación de las alternativas de movilidad activa: caminar e ir en bicicleta y en otros medios de micromovilidad, así como la prioridad en el uso de la infraestructura vial en los períodos pico para los desplazamientos cotidianos en el transporte público.

La parte de ‘Democracia multicolor’ se consigna en el Programa de gobierno del candidato Gustavo Petro como ‘Colombia sociedad para la vida’. En su numeral 3. ‘De la desigualdad hacia una sociedad garante de Derechos: haremos realidad la Constitución del 91 por fuera del negocio’, subtítulo 3.5. Igualdad de oportunidades y garantías para poblaciones vulneradas y excluidas’ (página 35), expresa:

  • La Discapacidad, una condición y una oportunidad para la vida: Nuestro gobierno avanzará en la dignificación de las personas con discapacidad construyen do una cultura sin estigmas y exclusiones y junto con sus organizaciones y formas de expresión avanzará sustancialmente en la aplicación de políticas que garanticen con pertinencia y oportunidad sus derechos. (…) Avanzaremos junto con los entes territoriales para que a través de instrumentos de planificación y presupuesto se garantice igualdad de derechos para el uso y el disfrute del espacio y el transporte público, el acceso al arte, la cultura, el patrimonio, el deporte, la actividad física y el uso del tiempo libre, tanto en el campo como en la ciudad.

El subtítulo 3.11 ‘Justicia Tributaria para los derechos y la vida’ (página 43) incluye el aparte ‘Justicia tributaria urbana’ que dice:

  • En relación con la tributación urbana. además de los instrumentos tributarios con base en el suelo, se asume el propósito de que los gobiernos de las ciudades adopten tributos como los cargos por congestión y distintos tipos de tasas de impacto, para mejorar la capacidad fiscal y para introducir progresiva y sostenidamente el modo férreo, el transporte eléctrico, las ciclo rutas y los tramos a pie en distancias cortas.

El numeral 5. ‘Dejaremos atrás la guerra y entraremos por fin en una era de paz’ del programa de gobierno de Gustavo Petro afirma en su subtítulo 5.4. ‘Reparación efectiva e integral de las víctimas’ (página 52):

  • Repararemos los impactos ecológicos y sociales que se han generado como resultado de los proyectos de “desarrollo”. Se generará una nueva institucionalidad encargada de documentar, analizar los casos, prevenir, atender y reparar a las víctimas del desarrollo. La población afectada por los impactos ambientales, sociales y culturales que se han genera do como resultado de los proyectos de desarrollo (grandes obras infraestructura, carreteras, puertos, represas, minas, monocultivos, entre otros) será repara da, procurando la reconstrucción de las formas de vida rural y campesina que se han visto afectadas por estos fenómenos.

Conozca el programa de gobierno de Gustavo Petro (8,2 Mb).

Seguridad vial

La seguridad vial es una política de Estado en Colombia. En esta materia, ninguno de los dos candidatos a la presidencia del país en segunda vuelta, Rodolfo Hernández y Gustavo Petro, mencionan ni tratan el tema de la seguridad vial en sus programas de gobierno.

cologuille

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s